El trabajo que no vemos

A veces las obras de mantenimiento, no se ven porque están enterradas, como son las del departamento de saneamiento, que  funcionan bajo nuestros pies.

obra terminadaEl vaso de hormigón armado de la Piscina Municipal olímpica, que disfrutan en la semana más de 2.000 personas, necesita para estar fuerte y  saneado, un drenaje adecuado que funcione.

Esta primavera hemos rehecho los drenajes originales de esta piscina ,que se hizo hace 30 años, dándoles más capacidad, mejorando las pendientes, renovando conducciones, haciendo arquetas robustas  nuevas, e  incluso la hemos  reforzando  con nuevas  canalizaciones auxiliares, que en el futuro puedan automatizar las duchas.

De este modo se han restablecido las conexiones subterráneas de las playas, las conexiones de los pediluvios de paso, y se ha protegido la acometida general  de posibles inundaciones del Emisario de Parla con válvulas antiretorno, que a veces nos había introducido aguas fecales a las salas de bombeo y depuración en los periodos de lluvias torrenciales.

Se ha renovado también todo el saneamiento del bar, donde teníamos canalizaciones antiguas con arquetas ocultas, que hemos registrado para su mejor control y mantenimiento.

0